·

·

jueves, 8 de noviembre de 2012

CRONICA I MEDIO MARATÓN DE TELDE


Felices tras terminar

El pasado fin de semana tuve mi primer test serio de cara a ver mi estado de forma ante el reto de superar mi primera maratón. Como comenté en mi anterior post, mi idea era ir a 5:30 minutos el kilómetro y en función de las fuerzas apretaría o no en los últimos kilómetros. Tras estudiar bien el perfil de la carrera cambié rápidamente de estrategia decidiendo correr sin la presión de un ritmo preestablecido, tenía ganas de pasarlo bien y de sufrir lo justito.

Y así fue, una vez empezó la carrera me uní a Luisa y a Carlos, no despegándome de ellos durante toda la carrera. Fue divertido, no paramos de hablar y bromear (aunque a partir del kilómetro 15 yo ya no estaba para muchas bromas). Compartimos agua, risas, ánimos y también penas en los momentos más difíciles que solían coincidir con las cuestas. En general rondamos ritmos de 5:45 minutos el kilómetros durante buena parte de la carrera, si bien finalmente las pendientes hicieron mella en nosotros y nos quedamos en un ritmo medio de 5:55 minutos por kilómetro, completando el recorrido en 2 horas y 4 minutos aproximadamente.
 
Bonita experiencia la vivida en Telde donde me acompañó mi primo Ale y compartimos varios momentos con ilustres blogueros como Aarón, Pancho, Iván y la ya mencionada Luisa que además consiguió un merecidísimo tercer puesto en su categoría con podium incluido. Fue un placer, como siempre correr con todos ellos, en especial con Carlos y con Luisa con los que protagonicé una feliz entrada en meta al estilo “King-Kong”. Una pena que Alejandro se me quedara atrás de buenas a primeras, pero estoy convencido que si seguimos entrenando fuerte hasta Enero, haremos la Maratón juntos de principio a fin.
 
Mi conclusión es que aún no estoy fino. En Mayo completé una medio maratón a ritmo de 5:20 minutos el kilómetro, por lo que estoy bastante lejos de aquél momento y del objetivo de tratar de completar el maratón a un ritmo constante de 5:40 minutos el kilómetro. El domingo entré en meta muy justito de fuerzas llevando un ritmo superior aún al previsto así que no imagino cómo hubiera terminado con dicho ritmo objetivo. En Vecindario a finales de mes nos espera un nuevo test donde podremos sacar las primeras conclusiones serias.
 
Han caído las primeras lluvias sobre Gran Canaria, el campo ya lo agradece con un fresco manto verde que lo cubre. El agua es fuente de vida.