·

·

sábado, 28 de junio de 2014

NUEVO RETO: TENERIFE BLUE TRAIL


Necesitaba un nuevo desafío. Algo que me sacara del letargo que arrastro desde el nacimiento de mi primer hijo. Pensé que ese bebé serviría de motivación para que mis piernas volaran en la Transvulcania. No, a mí no me funcionó. Acabé antes de tiempo esa carrera, en el kilómetro 25, después de los 16 kilómetros más duros que jamás haya hecho, todo tirando para arriba, con el error de no repostar agua en el primer avituallamiento, y con los cuádriceps aguantando una fiesta en la que no querían bailar. 
Selfie
No me importó no terminar, me conformé viendo entrar en meta a tantos corredores extasiados, felices, orgullosos de acabar una gesta hecha sólo para los que se preparan de verdad, para los que sufren los entrenamientos, para hombres y mujeres de otro planeta.  Enhorabuena a todos ellos, en especial a ustedes, lect@res de mi blog, amig@s, con los que compartí no sólo un fin de semana estupendo en La Palma, sino todo un seguimiento previo vía twitter y blogs.
Con Kilian en meta y el gran Antonio
Y ahora, un nuevo reto. Tiempo por delante para prepararlo. Creo que un objetivo más alcanzable para mi condición física. Tengo un poco más de experiencia que aprovecharé para hacer mejor las cosas. La Tenerife Blue Trail de 60 kms, toda una desconocida para mí, que iremos desgranando poco a poco. Voy a por ti, espérame.
 
Entre tanto, me he introducido en el mundo de la bicicleta de montaña, añadiendo entrenamiento cruzado que espero me venga bien. Mi experiencia hasta el momento es extraña. He disfrutado de las salidas que he hecho, pero he sufrido, voy tenso y lo peor de todo es que desde que tengo la bicicleta he sufrido dos episodios de mareos y vómitos aunque no sé si estarán relacionados. Veremos cómo evoluciona.
 
Los Tres Mosqueteros
Quiero añadir también la natación a mis entrenamientos. En la zona de Taliarte, Melenara y Salinetas han abierto un canal de nado en el mar. Aprovechando las tardes largas del verano me acercaré a probar. Sé que soy un nadador desastroso, pero con interés y dedicación, todo se aprende. Veremos cómo evoluciona (y 2).
Bueno, a los bloggeros que leen estas líneas decirles que no he estado muy activo comentando sus entradas, pero les he leído cada palabra que publican. Comentar usando el lector de Feeds Feedly es un coñazo, así que he comentado muy poco, lo siento.

Les dejo, toca entrenar duro.